Blogia
Nou món

Bene.

Me da no se qué, Bene, que tu me sigas.
He hablado con mucha gente diferente, pero con mucha mucha y no me he sentido mejor persona que antes de hacerlo. Me he sentido igual, incluso cuando me han escuchado y he influido. No he sentido nada más que tranquilidad interior. Y he estado muy sereno.
He calmado ánimos. Una voz interior me decía continuamente, tu haz, haz, y no temas si te equivocas. Lo más importante es hacer algo, no quedarse parado, luchar. Y eso he hecho. He luchado, pero aunque he sido protagonista, te aseguro que no me he sentido ni mejor, ni más importante que cualquier otro, incluso con los que me han mostrado su indiferencia.
Yo he luchado por lo que creía, nada más. Sólo eso, sin esperar nada a cambio, dando lo mejor de mi.
No me he agotado, dormía muy poco, menos que nunca, creo que unas cuatro o cinco horas, y seguía pensando, estudiando, reflexionando, meditando mis pasos y lo que debia y no debia hacer, peró lo que más me emocionaron y ahora que lo recuerdo casí me vuelvo a emocionar, han sido los buenos, muy buenos consejos que me han dado gente desconocida que ha estado conmigo, gente con la que no había hablado apenas, incluso gente que me dio consejos por teléfono sin habernos visto nunca. Gente de todas las edades y condición. Ha sido increíble, recoger sus inquietudes, sus ansias y también mi lucha ha sido la de ellos.
Sentirme apoyado también me ha facilitado el camino, aunque mucha gente, para mí poca, ha tenido miedo. Si Bene, aquí también hay miedo. Ya sabes, miedo a los caciques. Yo no les culpo, los entiendo perfectamente, aunque es triste que haya tanta gente que vive con miedo, y no puede ni apoyarte, ni decir lo que piensa. Algunos me lo han dicho de escondidas, gente que tampoco conocía, me ha confesado eso, simplemente que tenía miedo. Yo se lo he agradecido igual. No tenía tiempo para odios, ni reproches. Era y es mi lucha, a la cual mucha gente se ha sumado.
Me da pena por los que no han podido apoyarme por miedo o no se qué, por ellos, para que no se viva con tanto miedo, también merece la pena luchar y cambiar el mundo. Yo haré lo que pueda, y si me siguen o yo puedo seguir a los demás encantado.
Hay mucha gente con energía, con fuerza y con muchas ideas, y yo las admiro, aunque no se lo he podido decir. Todos estamos muy ocupados.
La mirada lo dice todo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Bene -

Hola, gràcies per escriure en castellà. Pues bien, me has sorprendido, gracias por el post. La verdad es que es muy guay encontrar amigos tan lejos y realmente no es si es que te sigo o no, el hecho es que me siento identificado mucas veces que escribes porque busco algo que no se si sea lo mismo que tu, pero por ahi va: la libertad. Entender que hay gente que siente como yo me alegra mucho.
El fin de semana pasado, hablando con un amigo entendi que mi destino lo hacia yo, que puedo cambiar mi propia historia porque mas vale morir en el intento que dejarse llevar toda una vida, y eso me hace feliz.
Sobre el miedo, lo siento tambien, miedo a tanta cosa que me ha condicionado, sobre todo a sentirme atrapado por por el mundo monocolor, por no poder construir un futuro para mi y que todo esté dicho (te explico estuve 3 años en un movimiento catolico ultraconservador y me lavaron el cerebro, asi que algo queda de ese miedo irracional que te lleva a hacer cosas porque un dios -que dicen que es amor- te manda al infierno, vaya paradoja y te trata como si fueras su sparring de boxeo), en fin como dice Machado (y tb tu paisano Serrat) "caminante no hay camino, se hace camino al andar"

Gràcies per la teva amistat, una abraçada des del Perú.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres